Hola queridos lectores. A raíz de mi último artículo quise profundizar más acerca de la utilización de SkyGrabber por parte de posibles atacantes, pues bien, me encontré con una noticia en Internet dónde se ha hackeado una vez más las Fuerzas Militares de los Estados Unidos, concretamente su ejército; la noticia fue dada a conocer solo un año después dado que el año pasado (2008) un portátil perteneciente a un militante chiíta contenía varios videos que habían sido enviados por un UAV (vehículo aéreo no tripulado, por sus siglas del inglés UAVUnmanned Aerial Vehicle ) del ejército norteamericano .

Los insurgentes estaban utilizando los decodificadores de televisión satelital, junto con un software llamado SkyGrabber (cuyo valor no supera los USD$26) para interceptar y grabar las señales de video transmitidas por los UAV.

Lo paradójico del tema es que el gobierno de los Estados Unidos conocía esta vulnerabilidad desde el año 1990, cuando se involucró en el conflicto de Bosnia. Claro que desde el Pentágono no mostraron mayor interés debido a que asumieron que sus adversarios no sabrían la forma como explotarla (digno de Ripley).

Ahora que el problema es conocido por la opinión pública desde el Pentágono han anunciado que ya se encuentran trabajando para parchar esta vulnerabilidad. El problema es que los sistemas de transmisión de los UAV tienen 10 años de antiguedad y en algunos casos no son compatibles con los sistemas de encriptación, por lo que reemplazarlos no es una tarea fácil .

Mayor información en: Insurgents Hack U.S. Drones


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *